Saltar al contenido

AMLO SE REUNIRÁ CON BLINKEN PARA TRATAR SOBRE EL T-MEC Y ENERGÍA

El presidente Andrés Manuel López Obrador se reunirá con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien visitará México en septiembre. En la conferencia de prensa matutina, dijo que entre los temas que podrían abordar están los relacionados con el energético y el T-MEC.

“Lo vamos a recibir… Sí, si viene lo recibimos, podría decir que es bienvenido el secretario de Estado del gobierno Estados Unidos”, expresó el mandatario en el salón Tesorería de de Palacio Nacional.

-¿Se tocará lo de las consultas del T-MEC?, se le preguntó. 

-Yo pienso que sí, yo pienso que sí porque nosotros consideramos que no es un asunto técnico, es un asunto político”, apuntó.

Este martes, el canciller Marcelo Ebrard dijo que la visita de Blinken podría realizarse el 11 o 12 de septiembre. López Obrador aseveró que se tiene una muy buena relación con el gobierno que encabeza Joe Biden.

“Llevamos muy buena relaciones en lo económico, por eso digo que no es un asunto técnico, no hay problema, me reuní dos semanas con 16 empresas estadounidenses y en todos los casos se dio una respuesta, en varios de estos asuntos se concluyó en inversiones de empresas estadounidenses en México en otros casos en solucionar problemas y quedaron cuestiones pendiente”, recalcó.

EU no reclamó a México sobre energía

Recordó que en su más reciente visita a Estados Unidos, no hubo ningún reclamo a su gobierno en materia energética.

“El presidente Biden, muy generoso, muy buena persona y de repente regresamos y creo que a los cinco días empezamos a ver con los que hacen cabildeo, Arturo Sarukhán y todos estos mexicanos que están a favor de la política estadounidense Y ahí viene que nos preparemos porque se van a endurecer las cosas”, dijo AMLO.

El primer mandatario dijo que le envió una carta a su homólogo estadounidense sobre la materia. Sin embargo, recordó que en la Unión Americana se tendrán elecciones por lo que hay excesos.

Hizo un llamado a que los migrantes, especialmente los mexicanos, no otorgan su voto a los que los insultan y agreden.