Se despide de la parroquia de San Antonio de Padua, el sacerdote Marcelo Pérez

Después de una década de servir a la parroquia de San Antonio de Padua, en el municipio de Simojovel, municipio que estuvo controlado por el PVEM y presencia de grupos armados, el sacerdote Marcelo Pérez se despidió del pueblo creyente durante una ceremonia en la que también participó el párroco José Elías Hernández, que también será cambiado.
 
En su homilía, el sacerdote Marcelo Pérez que llegó hace una década procedente de la parroquia de Chenalhó, dijo que el crimen organizado “anda cada vez más fuerte en los distintos pueblos”.
 
Por eso exaltó que el pueblo de Pantelhó se haya organizado para desterrar el crimen organizado y trabajar por la paz, en ese municipio cercano a la parroquia de San Antonio de Padua.
 
En la misa que se llevó a cabo en la cabecera municipal de Simojovel, el párroco dijo que cuando llegó a trabajar en Chenalhó, estaba atemorizado por la masacre de 45 indígenas en Acteal, pero cuando conoció la palabra de los integrantes de Las Abejas, entonces pudo enfrentar sin miedo y con valor su trabajo pastoral en ese municipio.
 
Explicó “la iglesia de la diócesis de San Cristóbal, es una iglesia liberadora”, es por eso “la iglesia no debe quedarse al margen en la lucha por la justicia”.

Miembros del Pueblo creyente entregaron reconocimientos al presidente del concejo municipal tradicional de Pantelhó, Pedro López Cortes, Movidete, al Sovedic, organización que integran indígenas zoques contra la extracción de hidrocarburos en Chapultenango, Ixtacomitán, Francisco León y Tecpatan; al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas; a ambientalistas de San Cristóbal que luchan contra la desaparición de humedales; al Servicio Internacional por la Paz (Sipaz); y al Movimiento Sueco por la Reconciliación.

Finalmente el párroco expuso que con su salida de la parroquia de Simojovel, no se termina su misión, porque “donde quiera hay necesidades de luchar”, por ejemplo San Cristóbal, donde el crimen organizado mantiene atemorizados los habitantes.

Miembros del Pueblo creyente entregaron reconocimientos al presidente del concejo municipal tradicional de Pantelhó, Pedro López Cortes, Movidete, al Sovedic, organización que integran indígenas zoques contra la extracción de hidrocarburos en Chapultenango, Ixtacomitán, Francisco León y Tecpatan; al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas; a ambientalistas de San Cristóbal que luchan contra la desaparición de humedales; al Servicio Internacional por la Paz (Sipaz); y al Movimiento Sueco por la Reconciliación.

Finalmente el párroco expuso que con su salida de la parroquia de Simojovel, no se termina su misión, porque “donde quiera hay necesidades de luchar”, por ejemplo San Cristóbal, donde el crimen organizado mantiene atemorizados los habitantes.