Saltar al contenido

Santo Domingo, entre el caos y la destrucción en SCLC

Están construyendo locales en santo Domingo, les están aumentando de tamaño, han destruído las piletas que habían y perforando el piso. Las bancas que no han destruido las están usando de base para sostener su construcción, los árboles los usan como postes donde clavan los interruptores de luz, los cables se cruzan peligrosamente. Además que los vendedores ahí viven con sus hijos. El peligro además es que, como a los árboles ya no les permiten que penetre el agua se están pudriendo y en un tornado pueden caer encima de la gente que ahí vive; la caída de árboles ya ocurrió una vez y se puede repetir, al igual que puede ocurrir con los cables de luz y provoque un incendio porque además ahí cocinan, tienen estufas y hacen fuego con carbón. Después que se apoderen permanentemente de ese lugar nadie los va a sacar, al igual que ocurrió con el parque infantil que construyeron junto al mercado “José Castillo Tielemans” que cada uno de los invasores construyó su local pero al mismo tiempo su casa hasta de tres pisos y a esos nadie los va a sacar hasta que queden aplastados por un derrumbe.