Saltar al contenido

Pandemia deja afectaciones al pueblo evangélico.

Los líderes de las organizaciones religiosas se vieron obligados a modificar su forma de predicar ante la contingencia sanitaria que se vive por Covid-19.
 
Aunque las formas y medios para hacerlo son diferentes en cada religión, las asociaciones coinciden en la búsqueda del bienestar de la gente y en pedir que a la brevedad termine la pandemia que ha cobrado la vida de 68 pastores evangélicos.
 
Esdras Alonso González, Líder Evangélico.
“Del 2020 para acá, creo que en el ámbito de las iglesias urbanas de las ciudades se tiene un impacto negativo fuerte se registran bueno las informaciónes que dieron las alianzas las condiciones de liderazgo evangélico en Chiapas, se registraron 68 pastores muertos, osea murieron 68 pastores durante estos dos años por la pandemia de liderazgos importantes”.
 
Católicos, cristianos, evangélicos, y demás integrantes de grupos religiosos se adaptaron para seguir las celebraciones de cada Credo a distancia, pues la intención es evitar aglomeraciones y, por lo tanto, contagios por esa nueva enfermad.
 
En el sector protestante muchas congregaciones se vieron afectadas al tener que cerrar sus centros en diversos municipios del estado, pero al contrario de ello en su mayoría muchas de las familias se  fortalecieron debido al confinamiento.
 
Esdras Alonso González, Líder Evangélico.
“Se han observado en ciudades de los centros urbanos como en Tuxtla, San Cristóbal, Tapachula, también el cierre de congregaciones, finalmente aquí en la ciudad muchos cerraron. Entonces la pandemia si, si tuvo un impacto negativo aquí y sigue teniéndolo por qué otras congregaciones respetando todas las disposiciones si fueron afectadas. Todas las cosas tienen su contrario no, todas las cosas que aparentemente son negativas también suman cosas que ayudan creo que se fortaleció mucho la familia, creo que sí las mamás estaban muy desconectadas de sus hijitos yo creo que en este tiempo en el sector educación de los niños, los niños protestantes pasaban mucho tiempo en sus templos, los niños protestantes se forman también desde sus iglesias. Las familias se fortalecieron también”.