Marchan integrantes del FNLS por la resistencia de pueblos originarios

 Indígenas de comunidades en resistencia que mantienen un plantón en la Plaza Catedral de San Cristóbal, adheridos al Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) marcharon por las calles de San Cristóbal, al conmemorarse el Día de la Raza, lo que consideran son 529 años de la “resistencia” de los pueblos originarios de América.

“Nosotros hemos caminado de forma pacífica por muchos años. Nuestra forma de organización está basada en la consulta con los pueblos y en el trabajo colectivo de las asambleas”, dijo el vocero del FNLS en esta región, Javier Pérez Pérez.

Durante su trayecto que partió de las afueras de una tienda comercial al poniente de la ciudad y con dirección a “la plaza de la resistencia” como le denominan a la Plaza Catedral, realizaron pintas en edificios públicos y cantaron consignas en contra del Estado mexicano. Los manifestantes señalaron que a pesar de que hay leyes y garantías sobre los derechos humanos indígenas falta mucho por hacer, pues todavía existe el olvido de los pueblos originarios.

Tras la lectura de un pronunciamientos recordaron que desde 1974 más de 250 mil indígenas de 327 comunidades de Chiapas han participado en el llamado Congreso Indígena, donde se acordó impulsar la lucha en cuatro temas: tierra, educación, salud y producción y comercialización.

Pérez Pérez mencionó que el Senado declaró el año pasado el 12 de octubre como Día de la Nación Pluricultural para reconocer a los indígenas y resignificar esta fecha.

“En la actualidad las comunidades indígenas campesinas resisten ante el intenso proceso de despojo de tierra y riqueza, expresado en dos formas principales; legal y violento. El primero con la modificación del artículo 27 constitucional e imposición de programas dirigidos a las división de los núcleos de población ejidal y bienes comunales, y el segundo, mediante la utilización de la fuerza policiaca, militar para desterrar a comunidades enteras de sus tierras en la que viven y trabajan para el sustento familiar y comunitario”, concluyó.