Ganaderos se quejan por incremento en el abigeato

A pesar de las intensas lluvias que se han registrado en las últimos días, los ladrones no dejan de cometer sus fechorías; caso concreto la madrugada del pasado viernes, en que el ganadero Francisco Colmenares Velázquez al presentarse a su parcela se llevó la sorpresa al encontrar huesos, espinazos y sangre regada en su corral ubicado en el a carretero Pijijiapan-Mapastepec, a la altura del ejido Echegaray.

El denunciante dijo que los ladrones desconocidos le descuartizaron una vaca de aproximadamente quinientos kilogramos de peso, le daba al menos unos diez litros de leche, por lo que sólo encontró los desperdicios y hasta el momento no tiene indicios sobre los probables responsables del robo. Señaló que el robo de ganado en el municipio de Pijijiapan va en aumento, sin embargo, hasta el momento no ha habido corporaciones policiacas que puedan frenar este tipo de ilícito, donde los ladrones ahora ya tienen la costumbre de descuartizar la vaca y sólo dejan sus restos.

Por lo que piden a las corporaciones policiacas que incrementen los operativos con la finalidad de poder evitar este tipo de actos que van en agravio de ellos como ganaderos, pues una vaca perdida o robada equivale a por lo menos 18 mil pesos.