Saltar al contenido

Exhortan a propietarios de caninos resguardarlos ante las constantes lluvias.

El Médico Veterinario Zootecnista Miguel Ángel Aguirre Aguilar, responsable del centro canino municipal de San Cristóbal (CECAM), hace un llamado a la población dueños de mascotas, a ser propietarios responsables ante la temporada de lluvias, ya que en los últimos días se han reportado a perros en las azoteas o en la vía pública mojandose.
 
Invitó a las personas a realizar sus denuncias sobre el maltrato animal ante la dirección de servicios públicos municipiales, para que está pueda llevar a cabo el seguimiento de la situación en la que la mascota se encuentra y tomar acciones contra los responsables.
 
 Miguel Ángel Aguilar, Responsable del Cecam.
“Primero que nada, pues es una responsabilidad de los propietarios de mantener a los animales resguardados de la lluvia. Este justo veíamos el día de ayer que publicaron en redes sociales unos perritos que andaban en una azotea  mojándose. Por desgracia la persona que lo público, pues no este, pues no creo que haya presentado la denuncia correspondiente, deben de presentar las denuncias por maltrato animal ante la dirección de servicios públicos municipales para que puedan darle seguimiento y puedan atender este tipo de situaciones”.
 
Dijo que los canes deben gozar de una vida y un trato digno. Por ello deben mantenerlos resguardados del sol, frío y sobre todo de la lluvia, ya que también ellos tanto como los humanos adquieren enfermedades que se pueden prevenir con una buena atención.
 
“La recomendación obviamente es mantenerlos resguardados, que no se mojen porque pues al igual que los humanos, cuando existe lluvia ahí este tienden a presentarse algunas enfermedades de de mayor manera de la forma cotidiana, porque pueden presentarse, por ejemplo, enfermedades de piel, enfermedades fúngicas, enfermedades o alérgicas o, por ejemplo, por parásitos externos alérgicas al piquete de pulgas, alergias, al piquete de garrapatas y pues principalmente también enfermedades respiratorias, no como la famosa tos de las perreras o la más grave que sería el moquillo canino”
 
Señaló que durante la temporada de lluvias se incrementan las enfermedades debido a la humedad del ambiente y por el descenso de temperatura, lo que contribuye a qué  los animales bajen sus defensas y pueden desarrollar ciertos tipos de enfermedades.