En Cintalapa, no habrá procesión en la bajada de la virgen

Cada 28 de enero en este valle de Figueroa inicia la fiesta religiosa en honor a la virgen de Candelaria, ese día, la tradición manda dirigirse un lugar llamado Tlacoatzintepec, (lugar donde hace muchos años en un templo apareció la imagen de María de Candelaria), ahí, a las doce horas se oficia una santa misa y después, se inicia un recorrido a pie hacia esta cabecera municipal, (son cerca de 5 kilómetros que se recorre de ese lugar a la parroquia), acompaña ese recorrido miles de fieles, pero por la contingencia, ya son tres años que las cosas son diferentes.

Este año 2022, y con el fin de evitar contagios masivos de covi-19, la bajada de la virgen como se le conoce a esta tradición, será con un aforo de 150 personas en la celebración eucarística, las mismas que acompañarán a la imagen en sus autos y no vendrá nadie caminando, ya que esas son las instrucciones de la secretaría de salud y se tiene que acatar.

Esto lo dijo el párroco de este municipio, Francisco Javier Urbina Galán, quien comentó que hasta este día todo está anunciado así, espera que no haya cambios, pero dejó en claro que la peregrinación con miles de fieles, no se realizará.

También comentó que el recorrido de la virgen será el mismo para que los vecinos arreglen sus calles, las rieguen, quemen triques y cohetes al momento de que pase, pero todo será motorizado, y no se permitirá que personas caminen con la imagen como es la costumbre, dijo que ya habrán tiempos mejores.