Amagan con crear otro grupo de autodefensa, ahora en Teopisca

Habitantes de Teopisca podrían emprender la búsqueda de la camioneta que le fuera despojada al sacerdote Francisco Javier Reyes Reyes, luego de que se diera a conocer que fue asaltado hace una semana por sujetos armados, por lo que incluso se encuentran planeando hacer un grupo de autodefensa.

La molestia de un grupo de católicos radica porque sienten que la Fiscalía no ha dado una postura oficial sobre el hecho y se desconoce si hay alguna carpeta de investigación por el asalto del párroco.

Incluso ha trascendido que podrían conformar un grupo de autodefensa para cuidar ese tramo carretero, y evitar altercados, además de buscar la camioneta del párroco por cuenta propia, ya que el propio presidente municipal Abel Tovilla, ha desaparecido de ese municipio y nadie les garantiza la seguridad.

Es de mencionar que el pasado sábado 14 de agosto, sujetos desconocidos y armados asaltaron y despojaron de su camioneta color rojo al sacerdote, además de pertenencias de valor sobre el tramo carretero Las Rosas-Teopisca, a la altura de la comunidad de Aguacatenango.

Versiones que ha dado el sacerdote con algunos de sus amigos, es que viajaba sobre dicho tramo, y una camioneta de color verde chocó contra la suya, y ante el temor, decidió no frenar y continuar su marcha, pero metros más adelante le cerraron el paso, obligándolo a bajarse con lujo de violencia, para posteriormente dejarlo amarrado y llevándose todo lo que tenía junto con la camioneta.

El sacerdote regresaba de un evento religioso, celebrado en el municipio de Venustiano Carranza, dónde hace algunos años fue el encargado de la parroquia de San Bartolomé Apóstol, y viajó porque no sabía de ningún incidente similar al que le ocurrió.

El religioso se encuentra en proceso de recuperación ante lo ocurrido, ya que padece de la presión y es diabético, y quien ha preferido guardarse y cancelar actividades ante el temor que tiene.

A pesar de que miembros de la comunidad católica de Teopisca han pedido la intervención de las autoridades, a casi una semana, la Fiscalía General en Chiapas, no ha emitido ninguna información al respecto, y han dicho los feligreses que tampoco han notado reforzamiento de la seguridad.