Saltar al contenido

Peligros naturales amenazan a infancias

Sismos e inundaciones son los fenómenos naturales a los que se sienten más expuestos las niñas, niños y adolescentes de Tapachula, de acuerdo con una investigación de Jaime Santos Reyes y Tatiana Gouzeva, investigadores pertenecientes al Instituto Politécnico Nacional (IPN) .

El estudio publicado en la revista científica Eco-Fronteras, detalló que se encuestó a mil 100 niños de diferentes escuelas de educación básica, media y superior, de planteles públicos y privados, de turnos matutino y vespertino de la ciudad de Tapachula, en el cual se obtuvo que el 96 % dijo haber percibido un sismo.

Respecto a la pregunta de cuáles eran las dos amenazas naturales que podían ocurrir y afectarlos, tanto en la escuela como en sus casas, el 83 % contestó en el primer caso a los sismos, seguido de las inundaciones con el 18 %; mientras que en sus casas, el 79 % dijo sentirse amenazado por los temblores y 20 % ante posibles huracanes.

“Llama la atención que los tsunamis o maremotos y las erupciones volcánicas no se advierten como un tema importante, pese a que son un riesgo real para esta población que se encuentra cerca de la costa y por el cambio climático”, exponen.

Los investigadores detallaron que a pesar de ser riesgos latentes, los niños no saben qué los origina y, por consiguiente, no demuestran preocupación alguna, esto a pesar de que en Chiapas existen dos volcanes activos: el Tacaná a 31 km de Tapachula, y el Chichonal, el cual hizo erupción en 1982, provocando graves problemas en la entidad.

Explicaron que este estudio permitirá tener un mejor diagnóstico sobre el grado de conciencia de los menores de edad (de la ciudad de Tapachula) ante las amenazas naturales, con la finalidad de implementar planes que fortalezcan su preparación, sobre todo por los fenómenos impredecibles.

De 1998 a 2017 ocurrieron más de siete mil desastres en el mundo, de los cuales, aproximadamente el 8 % se debió a terremotos y el 91 % por causas relacionadas con el clima, como sequías, olas de calor e inundaciones.