Saltar al contenido

NIÑAS, LAS MÁS VIOLENTADAS EN CHIAPAS

 La presidenta de la fundación Granito de Arena, Elena Villanueva mencionó que existe mucho compromiso con los niños que ahí atienden, ya que durante el confinamiento aumentó la violencia en las casas, sobre todo la violencia sexual.

Refirió que durante las dos últimas semanas de marzo llegaron a la fundación ocho niños, cifra alarmante, ya que el apoyo económico es el principal reto.

“Hace una semana llegaron a esta fundación cinco niños, la pasada semana tres niños, por lo tanto, es el principal reto para esta fundación, la parte económica, porque hay que pagar sueldos de psicólogos, psicóloga, psiquiatras”.

El 90% de los niños que se atienden en esta fundación son mujeres, reciben menores de dos años, hasta los 16, el caso más reciente fue una niña de 12 años que fue secuestrada durante cuatro años, a quien se le da un acompañamiento, no sólo a la víctima, sino también a los padres y los hermanos.

Lamentablemente existe un tabú entre los padres, que tienen mucha vergüenza de que  sus hijos hayan sido violados, la mayoría de las niñas son violentadas por los familiares.

En esta fundación no solo dan terapia psicológica, dependiendo de la situación hay infantes que requieren de medicamentos para poder salir adelante, y el costo de los mismos requiere de donaciones.

“Ya que hay niños que están medicados, actualmente hay 58 niños, en promedio un psicólogo cobra aproximadamente mil pesos por terapia, hay niños que necesitan terapias semanales, quincenales o mensuales, dependiendo en el caso”.

Por lo anterior granito de arena, necesita voluntarios para poder cubrir gastos, quienes deseen apadrinar a un niño, pueden sumarse a la causa, desde acudir a la fundación para hacer galletas y vender; o realizar donaciones.

Esta fundación trabaja de la mano con la Fiscalía, sobre todo se les da el acompañamiento jurídico.