Saltar al contenido

Cuesta de enero, benéfica para casas de empeño

 

Este año hubo una mayor afluencia de personas que acudieron a las casas de empeño establecidas en Tapachula. De acuerdo con sus empleados, cerraron con números positivos como consecuencia de la ya tradicional cuesta de enero, la cual -según testimonios de muchas personas- fue demoledora para las familias ante la crisis económica que enfrentan. 

En entrevista, Jessica Ruiz López, gerente de la Casa de Empeño “Prestamil”, afirmó que durante la cuesta de enero recibieron en promedio entre 15 y 20 personas al día, quienes acudieron en busca de recursos económicos para solventar sus necesidades básicas, dejando bienes a cambio. 

Dijo que además de empeñar alhajas, electrodomésticos, equipos electrónicos, autos y motocicletas, durante la famosa cuesta de enero les llamó mucho la atención que empresarios de la construcción acudieron a dejar maquinaria pesada. 

Además, indicó, ante la crítica situación económica se han presentado casos en los que las personas llegan a los locales tratando de empeñar zapatos y bolsas, artículos que no se reciben porque en algunos casos no tienen gran valor. 

Señaló que para ellos, como trabajadores y para la empresa, enero fue un periodo bueno, porque los empeños incrementaron durante los días de este primer mes del año; sin embargo, para las familias ha sido muy complicado, y por ello recurren a solicitar préstamos.

Josué Solís fue unas de las personas que se vio obligada a recurrir al empeño y dejó como garantía un instrumento musical (teclado), ya que requería de recursos para cubrir unos pagos en su hogar. 

Indicó que le dieron mil 500 pesos por el teclado, y si bien no fue mucho, le ayudó a solventar en su momento la situación por la que atravesaba con su familia, pero una vez que consiguió el dinero acudió a recuperar su artículo. 

“Ha sido un mes muy complicado ante los pagos que hay que hacer al inicio del año y la escalada de precios de la canasta básica, y pues nos vemos en la necesidad de recurrir a los empeños, donde en ocasiones es nuestra única alternativa para subsanar algunos gastos”, sostuvo.