Saltar al contenido

MUEREN CUATRO PERSONAS DURANTE TIROTEO EN UN HOSPITAL DE TULSA, OKLAHOMA

Cuatro personas murieron en Tulsa, este miércoles, después de que un hombre armado, que luego fue encontrado muerto, abriera fuego en el segundo piso de un edificio médico, dijeron las autoridades de Oklahoma.

“Fue una locura adentro, con cientos de habitaciones y cientos de personas tratando de salir del edificio”, dijo el capitán del Departamento de Policía de Tulsa, Richard Meulenberg.

El tiroteo masivo es el último caso en el país de socorristas y civiles que se enfrentan cara a cara con la amenaza de la violencia armada, mientras Tulsa se une a varias ciudades que lamentan los recientes ataques trágicos en lugares públicos, lugares de culto e instalaciones educativas.

La policía recibió una llamada justo antes de las 5 pm del miércoles sobre un individuo con un arma de fuego en el Edificio Médico Natalie en el campus del Hospital St. Francis, dijo el subjefe de policía de Tulsa, Eric Dalgleish, en una conferencia de prensa.

Los agentes que respondieron llegaron en cuestión de minutos: “Escucharon disparos en el edificio y eso fue lo que los dirigió al segundo piso”, dijo Dalgleish.

El atacante fue encontrado muerto por la policía mientras se abría paso dentro del edificio, dijo Meulenberg, y no ha sido identificado públicamente.

La policía sospecha que las heridas fatales del atacante fueron autoinfligidas, y junto a él se encontraron dos armas de fuego, descritas por Meulenberg como un “rifle semiautomático” y una “pistola semiautomática”, que se cree que se usaron en el tiroteo. Dos de los fallecidos fueron encontrados en la misma habitación que el atacante, dijo el capitán de policía.

No estaba claro si las cuatro personas muertas eran personal médico, pacientes o visitantes, dijo Dalgleish, quien aseguró que el tiroteo tuvo lugar en un centro ortopédico.

Además, menos de 10 personas sufrieron lesiones que no ponen en peligro la vida, dijo Meulenberg. Las autoridades están tratando de determinar si fueron heridos por disparos o durante el caos de escapar de la escena, dijo. Ningún agente resultó herido.

Los investigadores están trabajando para determinar el motivo del atacante, aunque no se creía que el tiroteo fuera indiscriminado.

“Fue a este lugar con mucha determinación, fue a un piso muy específico y disparó con un propósito muy específico”, dijo. “Este no fue un tiroteo al azar por parte de este individuo”.