Declaran alerta por ‘veloz’ avance de variante ómicron del covid-19 en Costa Rica

Con esta declaratoria de alerta para todo el país, las autoridades están obligadas a desarrollar planes de contingencia para asegurar la continuidad de los servicios esenciales, reforzar los lineamientos de teletrabajo y fortalecer los lineamientos de equipo de protección personal, entre otras acciones.

La CNE explicó que las instituciones también deben realizar seguimientos al cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas a nivel general, así como de los protocolos y normativas sanitarias.

La variante ómicron, detectada en Costa Rica el pasado 19 de diciembre, está causando la cuarta ola de contagios con números de casos nuevos no vistos durante la pandemia, aunque las hospitalizaciones y la mortalidad no se han incrementado al mismo ritmo debido a la vacunación, según las autoridades.

Este jueves el Ministerio de Salud reportó 3 mil 816 casos nuevos de la covid-19, la tercera cifra más alta de la pandemia, solo superada por los dos días anteriores cuando el número fue de 4 mil 494 (miércoles) y de 4 mil 360 (martes). Además hubo 7 muertes.

En cuanto a hospitalizados, este jueves hay 247 pacientes, de los cuales 61 se encuentran en unidades de cuidados intensivos.

Según los datos oficiales, en la semana epidemiológica 1 del año (2 al 8 de enero) hubo 14 mil 628 casos de covid-19 en Costa Rica, lo que representa un incremento del 332 por ciento con respecto a la semana previa cuando hubo 3 mil 385, mientras que la mortalidad subió un 200 por ciento al pasar de 7 a 21 fallecimientos entre ambas semanas.

Costa Rica ha aplicado hasta el 10 de enero 8 millones 16 mil 478 dosis de la vacuna en la población mayor de 12 años. La cobertura con primeras dosis en este sector de la población alcanza el 92.8 por ciento; en segundas dosis el 84 por ciento y en terceras dosis el 10.8 por ciento.

Las terceras dosis se aplican solo al personal de primera respuesta y a las personas mayores de 58 años. Esta semana también comenzó en el país la vacunación para los niños entre 5 y 11 años de edad, un proceso que las autoridades esperan concluir en el primer semestre del año.

En lo que va de la pandemia, este país de 5.1 millones de habitantes contabiliza 604 mil 658 casos de la covid-19 y 7 mil 401 muertes. Entre el 11 y el 23 de enero rigen en el país una serie de restricciones nocturnas a la movilidad y al horario de operación de los comercios, como acciones para intentar frenar la ola de contagios.