Saltar al contenido

AL MENOS MIL MUERTOS HA DEJADO SISMO DE MAGNITUD 6.1 EN AFGANISTÁN; CIFRA PODRÍA AUMENTAR

Al menos mil personas murieron en el potente terremoto que sacudió el este de Afganistán este miércoles, según un alto responsable de una de las provincias más afectadas.

“El balance llegó a los mil muertos y esta cifra aumenta. La gente cava tumba tras tumba”, declaró el jefe del servicio de Información y Cultura de la provincia de Paktika, Mohamad Amin Huzaifa, en un mensaje a la prensa.

El sismo de magnitud 6.1 se produjo en una zona remota del este del país, cerca de la frontera con Pakistán, donde la población ya vive en condiciones muy precarias. 

El balance de la tragedia fue aumentando rápidamente y el líder supremo del país, Hibatullah Akhundzada, advirtió que las cifras podrían ser todavía más elevadas.

El terremoto se produjo a 10 km de profundidad, hacia las 01:30 del miércoles, en una zona de difícil acceso del este del país, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que agregó que un segundo temblor de magnitud 4.5 sacudió casi el mismo lugar a la misma hora.

Según Yaqub Manzor, un responsable tribal de Paktika, muchos heridos procedían del distrito de Giyan, en la provincia, y fueron transportados en ambulancias y helicópteros.

Se trata del terremoto más mortífero de Afganistán en dos décadas que ocurrió cerca de la ciudad de Jost, en el sureste del país, según las autoridades.

El país tiene un largo historial de terremotos, muchos de ellos en la región montañosa del Hindú Kush, fronteriza con Pakistán.

El número de muertos se ha visto agravado por la ubicación remota de muchos terremotos y por décadas de guerra que han dejado las infraestructuras en condiciones peligrosas.