Saltar al contenido

¿Adiós Twitter? Empleados renuncian en masa y Musk cierra las oficinas.

Twitter vive momentos de crisis absoluta pues la compra de Elon Musk y las acciones que puso en marcha desde su llegada no cayeron bien en su planta laboral. Los despidos de directivos, varios empleados, y lo que parecer ser un desconocimiento del funcionamiento de la red social evidenciado en canales internos, están llevando la situación a tensión máxima y hace unos momentos se generó información muy importante.

De acuerdo con un reporte de Zoë Schiffer, editora de Platformer, las oficinas de Twitter fueron cerradas de forma sorpresiva y mediante comunicación interna se informó a los trabajadores que no habrá acceso, ni siquiera con gafete o documento que confirme que se trata de personal autorizado. Según los primeros testimonios citados, Elon Musk y la nueva dirección de la red social temen que los empleados lleven a cabo sabotaje pues en días recientes ha escalado la disputa entre los trabajadores y el polémico magnate.

Posteriormente, se reveló parte de un comunicado en que Twitter informa a los trabajadores que las instalaciones abrirán el próximo 21 de noviembre pero hasta entonces deben reservarse comentarios públicos sobre lo que sucede en el interior de la compañía.

En días recientes, trascendió el despido de un ingeniero que corrigió a Elon Musk en una reunión de trabajo. Asimismo, información señala que los empleados están más desmotivados que nunca, que ya buscan otras opciones laborales y solo esperan unos días para dejar la compañía. ¿La razón? Primero la orden de Musk de que todos regresaran a las oficinas aún cuando Twitter ya funcionaba con esquema híbrido (algo que el magnate detesta); segundo, con menos empleados y cantidades inmensas de trabajo por hacer, se dice que Musk pidió a los trabajadores que se pusieran en modo “hardcore” para sacar la red social adelante, prácticamente que accedieran a la explotación laboral.