TUXTLA Y SCLC COMO FOCOS ROJOS POR DETERIORO AMBIENTAL

La ausencia de un programa integral de reordenamiento territorial en Chiapas, por parte de las autoridades estatales, ha contribuido a un deterioro más acelerado de los bosques y selvas chiapanecas, lo que ha generado daños colaterales para las poblaciones que se asientan en las inmediaciones.

Históricamente, junto a la región de la Selva Lacandona la zona selva que colinda con el estado de Oaxaca, son la regiones más deterioradas ambientalmente

En el caso de Tuxtla Gutiérrez, el pronóstico ambiental es adverso por el crecimiento desordenado y acelerado en breve tiempo.

Bajo este panorama, a corto tiempo se prevé que uno de los servicios ambientales que afectarán en mayor grado será la disponibilidad del agua.