Qué hacer en caso de sismo

Es importante saber que México se encuentra ubicado en una zona altamente sísmica. Estar preparados para cualquier eventualidad es responsabilidad de todos.

Los sismos del océano pacifico se originan por el fenómeno de subducción de las placas de Cocos, de Rivera y del Pacífico con la Placa Norteamericana; estos suelen ser de magnitudes significativas y en algunas ocasiones bastante dañinos para las zonas urbanas.

Y aunque sismos menores son frecuentes en gran parte del territorio nacional, es prioritario adoptar una cultura de prevención que nos permita actuar acertadamente en todas las etapas de una contingencia.

Atiende las siguientes recomendaciones:

Prepárate (Antes):

  • Prepara tu plan familiar de protección civil
  • Organiza y participa en simulacros de evacuación
  • Identifica las zonas de seguridad en tu casa, escuela o lugar de trabajo
  • Revisa constantemente las instalaciones de gas y luz
  • Prepara tu mochila de emergencia

Actúa (durante):

  • Conserva la calma y ubícate en la zona de seguridad
  • Aléjate de objetos que puedan caer y de ventanas
  • Si te encuentras en tu automóvil, estaciónate y aléjate de edificios, árboles de gran altura o postes
  • Si te encuentras en zonas costeras, aléjate de la playa, ríos, arroyos, zonas pantanosas o lagunas y refúgiate en zonas altas

Revisa (después):

  • Revisa tu casa después de un sismo
  • Utiliza el teléfono sólo en caso de emergencia
  • No enciendas cerillos o velas hasta asegurarte que no hay fuga de gas
  • Mantente informado, NO propagues rumores y atiende las recomendaciones de las autoridades
  • Se pueden presentar réplicas del sismo, por lo que es importante mantenerte alerta

Recuerda que actualmente no existe un procedimiento confiable para predecir sismos. No es posible precisar fecha, ubicación, ni magnitud de un futuro sismo.