Saltar al contenido

La iniciación deportiva enseña habilidades para la vida cotidiana

La situación de salud pública mundial ha hecho ver que la educación física no debe ser únicamente una asignatura, sino un estilo de vida, de la mano de una buena alimentación, descanso y atención a la parte socio-emocional, así lo mencionó en entrevista Víctor Hugo Aguilar Velasco, docente de Educación Física en el nivel primaria, con especialización en Desarrollo de la Motricidad.

En ese sentido, explicó la importancia de la iniciación deportiva como un proceso pedagógico para introducir a las y los alumnos de educación básica, por medio de la educación física, a la práctica deportiva.

Y es que, la iniciación deportiva es una asignatura integral en la que se enseña, no sólo el movimiento físico, también se integran valores como seguir reglas, respetar al oponente, trabajar en equipo, saber ganar y perder, reconocer el esfuerzo, entre otros, por lo que las y los estudiantes aprenden habilidades que aplicarán en su vida cotidiana.

Aguilar Velasco mencionó que en 2002 se llevó a cabo la reorientación de la educación física en educación básica, con el objetivo de que los niños y adolescentes, según sus características y condiciones personales, desarrollen su motricidad y habilidades; mejoren su desarrollo físico y expresión corporal; adquieran conocimientos, hábitos y actitudes para el fomento de su salud y se desenvuelvan en los campos intelectual, afectivo y de socialización a fin de elevar su nivel de vida.

La edad de inicio, explicó, depende del tipo de deporte que se practique; en preescolar se enfoca al desarrollo de habilidades para aplicarlas en cualquier tipo de deporte por medio de juegos simbólicos, recreativos, organizados y cooperativos.

En el nivel primaria se empiezan a especificar movimientos que le servirán al alumnado cuando se especialice en el deporte de su elección; mientras que en secundaria se enfoca al desarrollo de habilidades especializadas.

Finalmente, invitó a las madres y padres de familia a respetar el proceso natural de sus hijas e hijos para el desarrollo de sus habilidades y la especialización del deporte de su preferencia, ya que presionarlos a practicar un deporte en edades tempranas podría resultar contraproducente.

Cabe destacar que en Chiapas hay 899 maestras y maestros de educación física, de los cuales 408 atienden 447 escuelas del nivel preescolar; 482 maestros en 535 escuelas del nivel primaria; y nueve maestros en igual número de centros de atención múltiple.

 

    Etiquetas: