CELEBRA CECIBACH SU XXVI ANIVERSARIO

  • El centro, también conocido como Parque San José, abrió sus puertas al público en general en 1995 con el fin de crear un espacio de educación, investigación y esparcimiento para las familias chiapanecas.

 

El Centro para la Conservación e Investigación de la Biodiversidad de los Altos de Chiapas (Cecibach), que celebró 26 años de historia, es distinguido por ser una de las pocas áreas naturales con bosques de pino-encino conservados, con una exhibición de especies de flora y fauna silvestres de la región.

Además, cuenta con una Unidad de Manejo Ambiental (UMA), así como espacios demostrativos, juegos infantiles, comedores, biblioteca especializada en recursos naturales, área de acampado, aulas para la atención escolar, entre otros.

Cabe destacar que el Cecibach ha reportado un crecimiento de su población en la colección de anfibios y reptiles, han nacido seis crías de dragoncito de labios rojos (Abronya litrochilla), cuatro Barisias (Mesaspis moreletii) y cinco Nauyacas de frío o Nauyacas tzotziles (Cerrophidion tzotzilorum), siendo así un total de 15 nacimientos registrados dentro del Centro durante la temporada de contingencia sanitaria.

En cuanto a su importancia ecológica, el Centro para la Conservación e Investigación de la Biodiversidad de los Altos de Chiapas, guarda una gran riqueza florística importante, más del 85 por ciento tienen un uso particular ya sea maderable, comercial, medicinal, de ornato y alimenticio. En fauna, se han registrado 90 especies de aves, lo que representa el 33 por ciento del municipio y el 15% por ciento a nivel estatal.

En él habitan especies endémicas como el Dragoncito Labios rojos (Abronia lythrochila), y la Nauyaca de frío o Nauyaca tzotzil (Cerrophidion tzotzilorum), considerada como una especie rara en la Región Altos.

Además, en este Centro se ha procurado la conservación de estas especies in situ, logrando con éxito su reproducción en cautiverio. Por lo anterior, es importante la preservación de este espacio como uno de los últimos refugios de vida silvestre con que cuenta la región.