Saltar al contenido

Bajas temperaturas podrían aumentar casos de quemados en Chiapas

Las bajas temperaturas que se están presentando en algunas regiones de Chiapas a consecuencia de los frentes fríos, podrían convertirse en un factor para que aumenten los casos de niños quemados debido a que los adultos acostumbran a dejar agua hirviendo en el piso y es ahí donde ocurren los accidentes, alertó Gabriela Escudero Aramoni, delegada estatal de la fundación Michou y Mau.

En las primeras semanas de este 2022, dijo, un infante -originario de Montecristo de Guerrero- sufrió quemaduras en el 56 % de su cuerpo y fue enviado al Hospital Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza en Tuxtla Gutiérrez, sin embargo, por la gravedad de sus lesiones después fue trasladado vía aérea al Hospital Shriners (Galveston) en Texas, Estados Unidos.

Se espera que esta semana entre a cirugía y que su evolución sea favorable. Quienes no son llevados al país vecino, reciben su tratamiento a nivel local al no estar en riesgo su vida, aunque un 20 o 30 % del cuerpo quemado ya representa una alerta para la fundación.

En nuestro país, refirió la delegada estatal de la fundación, las quemaduras en los menores de edad se mantienen como la tercera causa de muerte. A nivel local, las estadísticas de 2021 mostraron que las incidencias crecieron un 20 % en comparación con los números que se habían registrado en 2020.

Mencionó que de forma permanente han realizado campañas de prevención de quemaduras, debido a que Chiapas es un estado que presenta, de forma anual, cifras considerables de menores de edad que tienen algún accidente vinculado con agua hirviendo.

El año pasado, recordó, registraron hasta cinco reportes de infantes quemados en una semana; la preocupación ahora, refirió Escudero Aramoni, es que las familias usan leña, fogones y agua hirviendo para calentarse, no obstante, son los grandes peroles en donde cocinan a nivel de piso los que representan un peligro mayor.