AMBIENTALISTAS PIDEN NO COMER “TIZIM”, PORQUE DESEMPEÑA FUNCIÓN IMPORTANTE EN EL ECOSISTEMA

  • Varias fuentes indican que estas hormigas vienen a realizar una función para el ecosistema, por lo que no se debería capturarlas para comerlas.

 

Las hormigas gigantes conocidas como #tizim o #chicatanas, ésta última palabra que proviene de náhuatl que se traduce como “hormigas de gran trasero” haciendo alusión al grueso abdomen que poseen las reinas, aunque en la región tojolobal el (chi) se pronuncia como (ti, tzi o zi de ahí que se le diga tizim, zizim o tzizin).

Entre finales de mayo y principios de junio, que es cuando inicia la temporada de lluvias, se registra la fundación de un nuevo hormiguero y es entonces que las hembras reproductoras proceden a cortar hojas. 

En su madriguera, esta hormiga forma varios tipos de hongos, como el microparásito, que sirve de alimento y es una bacteria filamentosa productora de antibióticos del género que estos animalitos llevan en el cuerpo.

Al introducir a sus nidos el material forrajeado, estos pequeños insectos limpian, cortan, y trituran el material recolectado hasta hacerlo una pasta, pero no para alimentarse, sino para cultivar un hongo (Leucoagaricus gongylophorus), el cual es su fuente principal de alimentación posteriormente. 

Este hongo, por cierto, pertenece al mismo grupo de los champiñones, algunos de los cuales los seres humanos cultivamos y utilizamos también como alimento.

Se probó que una cepa de Streptomices sp., es muy activa contra Escovopsis. Los investigadores identificaron a los antibióticos macrílidos (Candicidin) como el compuesto activo, lo que sugiere que éstos tienen un papel importante para protegerlos jardines de las arrieras.

Por todo esto, las hormigas gigantes no deberían ser capturadas para comerlas.