Saltar al contenido

SE PROTEGEN MÁS DE 9 MIL HECTÁREAS DE LA LACANDONA A TRAVÉS DEL PROGRAMA DE PAGO POR SERVICIOS AMBIENTALES

 

Con la finalidad de contribuir en la conservación y preservación de los recursos naturales, específicamente de la Selva Lacandona, como cada año de manera ininterrumpida se realizó la entrega de recurso del Proyecto de Pago por Servicios Ambientales, siendo este año la cita en las instalaciones del Zoológico Regional Miguel Álvarez del Toro (ZooMAT).

En el evento, María del Rosario Bonifaz Alfonzo, secretaria de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), explicó que se protegen 9 mil 621 hectáreas mediante la entrega de 5 millones 772 mil 732 pesos a los habitantes de seis comunidades: Nueva Palestina, Canán, Caribal Ojo de Agua Chankin, Lacanjá Chansayab, Puerto Bello Metzabok y Nahá.

Estas comunidades firmaron un convenio con Conafor y Semahn para la realización de actividades en pro de la conservación, mejoramiento y aumento de los servicios ambientales de la Selva Lacandona con el fin de mantener dichos servicios, las condiciones del ecosistema y la cobertura forestal.

 

El cuidado de la masa forestal de la región lacandona es el destino del recurso entregado mediante el Programa de Pago por Servicios Ambientales, a través de fondos concurrentes 2022 – 2024, el cual establece que se beneficiará por 3 años a las comunidades de la Selva Lacandona. El pago comprende la conservación, mejoramiento y protección de los sitios que brindan servicios ecosistémicos múltiples.

En este contexto, Bonifaz Alfonzo puntualizó que de forma directa son beneficiadas con estímulos, mil 128 personas. Cada comunero favorecido se compromete, bajo una visión de manejo integrado del territorio, a producir plantas en viveros comunitarios, realización y mantenimiento de brechas cortafuego, talleres de capacitación, monitoreo de plagas y enfermedades forestales.

 

Así también, con el establecimiento de plantaciones, conservación y mantenimiento de caminos, construcción de bebederos y nidos artificiales para la fauna silvestre y migratoria, senderos, restablecimiento de cauces, ríos y lagunas, limitación del pastoreo, barreras vivas, realización de monitoreo biológico comunitario, manejo forestal sustentable, establecimiento o mejora de la industria forestal y proyectos productivos sustentables.