Saqueo de nidos pone en peligro a la tortuga Golfina: Grupo comunitario

A pesar de los esfuerzos del Grupo Comunitario de Protección de Flora y Fauna para la conservación de la tortuga Golfina que anida en esta zona de las playas del Océano Pacifico en el municipio de Mazatán, el saqueo ilegal pone en riesgo esta especie.

De acuerdo al grupo Comunitario de Protección de Flora y Fauna, en la zona del municipio de Mazatán solo se puede proteger un porcentaje menor de nidos debido a que hay una práctica ancestral del saqueo de huevos y en promedio del 75 por ciento de nidos son depredados por temporada.

Dijeron que pese a las practicas ilegales se logra la eclosión protegida de crías de entre mil y mil 200 ejemplares que logran llegar a las playas del Océano Pacifico cada temporada, por ello redoblan esfuerzos para la conservación de la especie.

Señalaron que en la zona se calcula que hay un arribo en promedio de más de 100 ejemplares en periodo reproductivo cada temporada, sin embargo, a pesar de la vigilancia que mantienen no logran erradicar el saqueo de nidos.

Detallaron que este año han sido liberados 120 ejemplares de esta especie protegida, pero aún hay un aproximado mil huevos en el corral de incubación, las cuales al nacer serán liberadas en los próximos días.

Información que recientemente se dio la primera liberación de ejemplares con la participación de la población civil, pero sobre todo de los niños como parte de la concientización en el cuidado del medio ambiente y la importancia de cuidar los ejemplares que han nacido en estas playas y que regresan para anidar y mantener el proceso de conservación.

Indicaron que voluntarios y personal de instancias encargadas de la protección ambiental de los gobiernos federal, estatal y municipal mantienen la vigilancia con el fin de proteger el proceso de eclosión de las especies que anidan en las costas del municipio de Mazatán con el objetivo de Protección, Conservación, investigación y Rescate de la Tortuga Marina.

Finalmente mencionaron que el trabajo que realizan busca el respeto de la especie, su conservación ante las amenazas del saqueo de sus nidos, el consumo de la carne de la tortuga y de sus aceites, además de que estas ser utilizadas por pescadores en alta mar como carnadas y atropelladas por las embarcaciones pesqueras de menor tamaño.