Producción de miel orgánica no afecta al medio ambiente

La Selva Lacandona es una porción de Chiapas y de México rica en biodiversidad, por lo tanto, los procesos de generación de alimentos tienen que efectuarse sin impactar negativamente los ecosistemas, la alternativa para ello es la producción de miel orgánica, que genera económica y ayuda a la polinización y reproducción de las plantas.

El responsable del Proyecto de Miel Orgánica, Emmanuel Martinez Gómez, en ese complejo de Áreas Naturales Protegidas (ANP), enfatizó que es viable generar actividad económica sin causar daño al medio ambiente. Comentó que su actividad apícola en el Complejo de Áreas Naturales Protegidas de la Selva Lacandona: Reserva de la Biosfera Lacantum, Monumento Natural Yaxchilán, Monumento Natural Bonampak y Área de Protección de Flora y Fauna Chankin, lo inició con tres colmenas, invitó a compañeros y familiares a trabajar en la producción y poco a poco nos fuimos familiarizando con las abejas.

La Selva Lacandona es un sitio de gran importancia para la conservación, es un reservorio genético con 625 especies de mariposas, 114 de mamíferos, 345 de aves, 84 de reptiles, además de 3 mil 400 especies de plantas, en su conjunto representan el 15 por ciento de los vegetales que hay en México, por lo que había que producir y generar economía sin afectar a los ecosistemas y eso sí lo podíamos hacer generando miel orgánica.

Cuenta que los apicultores de la Selva Lacandona han recibido capacitación para elevar paulatinamente su producción, en la medida en que haya mejor floración es posible tener un mejor rendimiento por colmena, para ello se ha sembrado flores y árboles de flores cercanos a los sitios donde se ubican los apiarios.