Saltar al contenido

En los litorales del país se cuenta con cerca de 3 mil 500 especies endémicas

El crecimiento de la maricultura en el país permitirá generar más de 21 mil empleos directos y 40 mil indirectos por cada millón de toneladas, al contar con sistemas de cultivo sustentables. La inversión de la iniciativa privada contribuirá a que este subsector se convierta en uno de los principales productores de pescados y mariscos, afirmó el titular de Agricultura, Víctor Villalobos.

En los litorales de México se cuenta con cerca de 3 mil 500 especie endémicas sin contar los moluscos y crustáceos, como atún, jurel, totoaba, huachinango, corvina rayada, ostión, abulón, camarón, langosta y el pepino del mar, entre otras.

 

En un recorrido de trabajo por granjas de cultivos de mar: ostras, mejillones, ostiones, almejas y de lobina rayada en Ensenada, BajaCalifornia, aseguró que este subsector tiene amplio potencial de crecimiento y desarrollo productivo, por lo que fomentar la participación del sector privado, permitirá además abonar a la seguridadalimentaria del país.

Sostuvo el titular de la Sader que este rubro productivo representa una fuente importante de proteínas y nutrientes para el consumo de la población al poner a su alcance alimentos sanos y a precios accesibles.

La acuacultura produce alrededor de 400 mil toneladas anuales. Su potencial es de hasta 8 millones de toneladas al año, en el mediano plazo.

Luego hizo un llamado a la iniciativa privada a invertir en este subsector y que se convierta en el principal impulsor del incremento de la producción de pescados y mariscos a nivel nacional.

Entre los beneficios de la maricultura destacan el evitar el uso de agua dulce, eliminar el problema de la disponibilidad de espacio terrestre y reducir los costos de producción, explicó a su vez, el director general del Instituto Nacional de Pescay Acuacultura (Inapesca), Pablo Arenas Fuentes.

Expresó que al evitar el uso de agua dulce destinada al consumo humano y para otros sectores productivos, elimina el problema de la disponibilidad del espacio terrestre y reduce los costos totales de producción e instalación, como estaciones de bombeo y emisores para captación.