Saltar al contenido

Biosferas de Chiapas, espacios productivos

Desde la reserva de la biósfera del volcán Tacaná y en la Encrucijada, la protección al medio ambiente incluye el apoyo a los habitantes de la zona para realizar proyectos productivos que les aporten un medio de subsistencia sin agredir el entorno, respetando el medio ambiente en el que habitan para la conservación de especies nativas animales y vegetales.

Así en el volcán Tacaná, se localiza un grupo de apicultores, integrado por 35 productores independientes de 6 comunidades de la Reserva quienes actualmente producen miel con certificación orgánica en presentaciones de 250 ml, 500 ml y 1 litro así también productos derivados de la miel.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) del Gobierno de México, supervisa el proyecto, según indica desde su cuenta oficial de tuiter @CONANP_mx, dio a conocer que “a través de estos proyectos se fortalece el aprendizaje y desarrollo de las técnicas en apicultura orgánica de las comunidades de la reserva, además de continuar realizando actividades integrales de mantenimiento de los apiarios”.

Además del soporte técnico necesario para la producción y certificación, los productores también reciben asesoría para la búsqueda de mercado, comercialización de sus productos y la generación de estrategias de marketing, así como el diseño de un logo que distinga sus productos de otros en el mercado.

Por otro lado, en la Reserva de la biosfera de LaEncrucijada, la Conanp y un grupo de mujeres organizadas aprovechan las cáscaras de coco para elaborar bellas artesanías, que luego son un aporte económico para los hogares.

Con estos proyectos, se evita la depredación de las zonas protegidas al ofrecer alternativas sustentables para la obtención de ingresos económicos.

Información: Marcia Ramos | Diario del Sur