Otra solución contra el grito homofóbico que podría estar en la Suprema Corte

Se viene un nuevo reto para las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en su lucha contra el grito homofóbico de cuatro letras, esta manifestación discriminatoria que se ha convertido en uno de los rivales más difíciles de vencer para la Selección Nacional en los últimos años.

Existe la confianza para que los cerca de 65 mil aficionados que acudirán a las tribunas del Estadio Azteca para el duelo ante Canadá dentro del Octagonal Mundialista de Concacaf tengan un comportamiento ejemplar y respeten los protocolos sanitarios, así como el que se instaurará para evitar ese alarido que es un dolor de cabeza para el balompié nacional.

Por campañas de inclusión y concientización en la FMF y Liga MX no se han detenido, los mecanismos puestos en marcha para erradicarlo están en funciones, pero lastimosamente no se le ha podido ganar más terreno a este grito que ya generó más de 16 multas, así como un partido de veto impuesto por la FIFA.