A un año de la muerte de Diego Armando Maradona.

Ha pasado un año desde que físicamente ya no está en este mundo que parecía quedarle tan pequeño, de aquel inesperado 25 de noviembre en el que se estremeció el planeta entero ante la noticia de su partida. El día que la pelota lloró y el futbol murió. Hoy se cumple un año desde que Diego Armando Maradona dejó el mundo en el que se consagró como Dios y entonces los recuerdos llegan y más de uno tiene lugar en México, uno en especial, con Cruz Azul.

Su imagen en territorio azteca ha sido una sola, la inmortal, con la que se consagró como el mejor futbolista del mundo y de todos los tiempos: Maradona en la cancha del Estadio Azteca, con la Copa del Mundo en sus manos, con una sonrisa gigante y consumando el amor inigualable que le tenía a la pelota con un beso que hizo que el universo se rindiera ante sus pies.