Saltar al contenido

SE ESTRECHA LA VIGILANCIA EN LA FRONTERA SUR DEL ESTADO PARA ATENDER EL FLUJO MIGRATORIO, PERO CON PLENO RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Como parte de las estrategias de seguridad en la entidad y en respaldo al trabajo que realizan las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), autoridades estatales y federales determinaron estrechar la vigilancia en la frontera y límites del Sur del Estado con la finalidad de frenar el flujo de migrantes que se desplazan por la entidad como parte de su recorrido hacia el Norte del país.

Durante la sesión de la Mesa para la Construcción de la Paz y la Seguridad, que preside la gobernadora Layda Sansores San Román, se precisó por el delegado del INM, Manuel Larios Gutiérrez, que se registra un incremento importante en el flujo migratorio, aunque esto tiene como explicación que ahora sí se ha extremado la vigilancia.

Ante ello se determinó “cerrar filas” en torno a este fenómeno de indocumentados y por ello en los puestos de vigilancia fijos e itinerantes se incrementará la vigilancia y se harán más recorridos para detectar a quienes pretenden ingresar al país sin documentos legales y ponerlos a disposición de la autoridad correspondiente para su repatriación.

En este punto, tanto la Gobernadora como el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, fueron enfáticos en el respeto total a los derechos humanos de los indocumentados ya que es una obligación darles el mejor trato posible, pues son personas que buscan mejores oportunidades para ellos y sus familias.

Para el reforzamiento de la vigilancia, los representantes de las fuerzas armadas, así como la Guardia Nacional, ratificaron su compromiso y colaboración en total apego a la legislación vigente en la materia y respeto a los derechos humanos.

De acuerdo con cifras presentadas en esta reunión, tan sólo en Septiembre pasado, 17 personas fueron puestas a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) como probables responsables de delitos en contra de la Ley General de Población; 13 vehículos fueron asegurados; 344 indocumentados rescatados, y se incautaron $305,000; todo esto en 14 operativos realizados en Palizada, Escárcega, Carmen, Candelaria y Calkiní.

En la sesión participaron la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez; el comandante de la Séptima Zona Naval, Abraham Eloy Caballero Rosas; el delegado de la FGR, Ignacio Coronel Cruz, así como el de Bienestar, Carlos Martínez Aké, entre otros.