Saltar al contenido

Piratas modernos asaltan plataforma marina

Cerca de 10 hombres armados abordaron el Complejo Operativo Rebombeo ubicado entre Campeche y Tabasco, y durante tres horas sometieron al personal de la empresa Evya y de Petróleos Mexicanos que labora en la plataforma a quienes fue obligado a bajar equipos, herramientas, materiales y otros objetos a las tres lanchas ribereñas donde se transportaban, trabajadores aseguran que parte de los piratas se fueron con la primera parte del botín y después regresaron por más equipos.

 

 

El reporte se recibió a las 10:20 de la noche del martes en el Centro de Control de Tráfico Marítimo de la Secretaría de Marina (Semar), tras el atraco y la huida de los piratas, el personal de Evya y de Pemex, detallando que ladrones llegaron en tres embarcaciones ribereñas cerca de las 7:00 de la tarde, el saqueo de la plataforma duro tres horas señalaron los obreros, quienes calcularon que eran 10 personas encapuchadas, describiendo que tenían vestimenta tipo militar y con armas larga lograron abordar las instalaciones.

 

Tan rápida fue la acción de los piratas para abordar la plataforma que los trabajadores no lograron resguardarse en las zonas de seguridad, aseguran que no fueron golpeados ni lastimados, pero los piratas detonaron sus armas de fuego por lo menos en dos ocasiones para amenazarlos y someterlos, obligándolos a que ayudaran para bajar los Equipos de Respiración Autónoma (ERA), herramienta, materiales y otros objetos, a las embarcaciones tipo ribereñas y al estar cargadas decidieron que parte de los piratas fuera a dejar ese botín y regresaran a buscar a sus compañeros y mas materiales.

 

Esta seria la primera vez que se reporte este estilo de operación de parte de los piratas, pero gracias a la nula vigilancia de parte de la Secretaria de Marina (Semar), sus tardados tiempos de reacción, los saqueadores marítimos tienen todo el tiempo a su disposición para logar el saqueo de las plataformas de Petróleos Mexicanos y empresas contratistas, ya que ahora se dan el lujo de llevar los equipos a tierra y regresar para continuar con el saqueo, mientras parte de los piratas mantiene sometidos a los trabajadores.