Saltar al contenido

Monja es condenada a un año de prisión por fraude y lavado de dinero

Tras un año de cárcel, sentencian a una monja de edad avanzada, quien tomó más de 835,000 dólares destinados a obras escolares de la escuela católica a la que pertenecía, para darle uso en apuestas y viajes de lujo.

Su nombre es Mary Margaret Kreuper, con 80 años de edad, se encontraba al frente de una institución católica de estudios primarios Saint James, cerca de Los Ángeles. El tribunal del estado de California afirmó que se gastaba los fondos estudiantiles para apostar en Las Vegas, financiar viajes a lujosos hoteles en Lake Tahoe, la cual es estación balnearia en la frontera entre los estados de California y Nevada donde los turistas esquían durante el invierno boreal y pasean durante el verano, en la Sierra Nevada.

La consagrada Mary Kreuper declaró ante el tribunal: “Sé que he pecado, que he violado la ley, no hay disculpas”. Así mismo, reconoció que sus crímenes atentaron contra sus votos y mandamientos, contra toda la confianza sagrada y confianza y responsabilidad que le otorgaba el centro educativo.

Su sentencia será de 12 meses y un día tras las rejas por fraude y lavado de dinero.

Los empleados de la escuela católica comenzaron a sospechar de la víctima, cuando se estaba por ajustar una auditoría contable, pidió destruir los documentos que podían incriminarla, y al ser acusada con la Arquidiócesis local, Kreuper argumentó que los padres recibían mejores salarios que las monjas y que pensó que merecía un aumento.

Por otra parte, el abogado de nombre Mark Byrne, como única petición exclamó que fuera permitido servir su condena en el convento donde ella estaba desde que los crímenes fueron expuestos a la luz pública, en 2018.