Saltar al contenido

En Polonia, gatos son clasificados como especie exótica invasora

Un instituto científico de Polonia clasificó a los gatos domésticos como una especie exótica invasora, lo que fue considerado como una declaración de guerra contra estas populares mascotas. Amantes de los gatos rechazaron la clasificación y al científico responsable de ello, el biólogo Wojciech Solarz. El especialista de la Academia de Ciencias de Polonia no esperaba tal reacción cuando ingresó Felis catus, el nombre científico del gato doméstico común, en una base de datos nacional administrada por Instituto de Conservación de la Naturaleza. El Felis catus fue domesticado hace unos diez mil años en la cuna de las grandes civilizaciones del antiguo Cercano Oriente, que se extendía desde el valle del Nilo hasta el sur de Mesopotamia, indicó el instituto en su blog. 

​Gato doméstico, especie con influencia negativa en Polonia De acuerdo con los especialistas, desde una perspectiva puramente científica, el gato no fue domesticado en Europa ni, por consiguiente, en Polonia. “Existe una clara evidencia científica de la influencia negativa del gato doméstico en la biodiversidad autóctona, por ello, debería catalogarse como una especie exótica invasora en nuestro país”, señala el instituto.  El biólogo Solarz describió a The Associated Press el creciente consenso científico de que los gatos domésticos tienen un impacto dañino en la biodiversidad por la cantidad de aves y mamíferos que cazan y matan. La base de datos ya tenía otras mil 786 especies incluidas sin objeciones, señaló Solarz. El alboroto por la inclusión del gato, dijo, pudo ser resultado de que algunos medios crearon la falsa impresión de que su instituto pedía la eutanasia de los gatos salvajes. Los criterios para incluir al gato entre las especies exóticas invasoras en Polonia “son cumplidos al 100 por ciento por el gato”, dijo. Instituto pide limitar tiempo de los gatos en espacios públicos El Instituto de Conservación de la Naturaleza trató de aclarar la controversia en su sitio web y subrayó que está “opuesto a cualquier crueldad contra los animales”. La ley no contempla medidas correctivas (incluidas la eliminación, el aislamiento y el control de la población) para los gatos en Polonia, sin embargo, los especialistas realizaron una recomendación.  Se debe poner esfuerzos, “de conformidad con las normas existentes sobre bienestar animal, para reducir el impacto negativo del gato doméstico en su fauna autóctona. Una de las formas más sencillas es limitar el tiempo que los gatos permanecen fuera de los espacios confinados durante la temporada de reproducción de las aves”.