Saltar al contenido

Robbie Williams: Así es su lujosa y aterradora mansión embrujada que vende con piscina como sala

Compton Bassett House además cuenta con siete habitaciones, helipuerto y más amenidades de lujo; sin embargo tiene algunos extraños inquilinos

Robbie Williams ha vivido a lo largo de su vida una serie de extrañas y misteriosas experiencias, una de ellas relacionada con lo sobrenatural, lo llevó a malbaratar su mansión ubicada en Wiltshire en el Reino Unido debido a que asegura que la propiedad podría estar habitada por una presencia que sufre un gran dolor y acecha las paredes del hogar que podría parecer de ensueño.

Tras su éxito conseguido como una estrella internacional, Robbie buscó asegurar su porvenir con la compra de la propiedad Compton Bassett House que adquirió por 10 millones de dólares, la cual consta de siete enormes habitaciones más el resto de las amenidades, entre ellas una piscina dentro de la casa como si fuera la sala.

Así es por dentro la mansión de Robbie Williams

La mansión, que se puso a la venta en septiembre del año pasado, tiene además una enorme sala de estar, un helipuerto y un enorme jardín que hace atractiva a la mansión que puede expandirse aún más por su vasto terreno.

Además, la mansión del cantante británico incluye una cancha de fútbol y otras más de tenis, así como un gimnasio y un enorme cine familiar. 

Robbie pasaba los fines de semana en la propiedad junto con su esposa, la modelo Ayda Field donde ambos terminaron por enamorarse profundamente en compañía de sus hijos Theodora, Charlton, Colette Beau.

El terror vivía con la familia de Robbie Williams

Pese a los lujos y tranquilidad que muestran las imágenes en el interior de la fastuosa mansión Compton Bassett House que data del siglo XVII, el cantante de Angels aseguró que se enfrentaban a una constante pesadilla.

Su hija Theodora de ahora nueve años, experimentó grandes sustos cuando estaba sola en una de las grandes habitaciones, situación que la llevó a revelar a su padre el sentimiento que le producía ir a la mansión y en particular a dicha habitación que le producía escalofríos, “Esa habitación no me gusta, me asusta”, dijo a Robbie según The Mirror.

Por lo anterior, el ex Take That confirmó sus sospechas de que algo andaba mal en la mansión “Si hay un gran dolor o una tragedia puede penetrar las paredes y dejar una esencia allí que permanece durante mucho tiempo”, dijo en su momento el cantante.

Por si fuera poco, Williams también aseguró que vio en alguna ocasión dentro de Compton Bassett House, el fantasma de su antigua mascota, un perro de raza pequeña conocida como terrier Trixie.

Williams ahora vende la mansión por 9 millones de dólares sin importar que pierda 1 millón por los extraños sucesos presentados en su interior, mientras ya visita propiedades en Suiza donde planea adquirir otra casa en las cercanías del lago de Ginebra.