Saltar al contenido

Cynthia Klitbo confesó que llegó a rogarle a la Virgen: “O me das un hijo o me llevas”

La actriz deseaba tanto ser madre que durante once años se hizo todo tipo de tratamientos para lograr su sueño.

Durante una reveladora platica para el programa de YouTube de Mara Patricia Castañeda, Cynthia Klitbo recordó el duro camino que tuvo que recorrer para lograr uno de sus más grandes sueños, pues a pesar de ser una de las actrices mas queridas y famosas de México no lograba convertirse en madre. 
 
Y es que durante más de once años Klitbo se consideró como una mujer estéril y llegó a someterse a todo tipo de tratamientos para embararce; pero ninguno le dio resultado.

“Era estéril, Elisa (mi hija) es un milagro de la Virgen de Guadalupe, literal. (Fui) con sobadores, curaranderos, acupunturistas, cinco operaciones de matriz, tratamiento para endometriosis, destape de trompas de falopio; bueno yo hice por esa niña… fueron once años detrás de ella”, dijo. 
 
Sin embargo, en algún momento del camino, Cynthia perdió la esperanza y reveló que llegó a rogarle a la Virgen que le concediera un hijo o de plano terminara con su vida“Un día fui a la Catedral de Coyoacán, me acuerdo perfecto que llegué llorando y con unas flores y le dije: ‘ya recorrí el planeta, viví cinco vidas en una, he tenido los novios más guapos, he sido famosa y todo… lo único que quiero es un hijo y si no me lo puedes dar llévame’”, contó. 
Quince días después de su visita a la iglesia, Cynthia decidió que dejaría de intentarlo y sería feliz con o sin hijos; ignorando que ya se encontraba embarazada“A los quince días fui con unas amigas cincuentonas y les dije: ‘yo las veo muy felices, ya no me voy a amargar pensando en  hijos, y me dicen mis amigas: ‘si no fuera porque sabemos que eres estéril, traes ojos de embarazada’… estaba embarazada”, agregó. 
 
Pese a que la relación con el padre de su hija no funcionó, Cynthia le agradece enormemente por el regalo tan maravilloso que le hizo, ya que a pesar de ser mamá y papá al mismo tiempo, ha vivido los mejores años de su vida: “Me hizo dos grandes favores, me regaló a mi hija y se perdió en la vida… es mía nada más”, finalizó.