Buscaran asesorar a Comuna para evitar zona de exclusión del Charrán Mínimo

Con el anuncio del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus, respecto a las gestiones para que se retomen los proyectos de la SEDATU en Playa Norte, un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, se ofrecieron a apoyar a la comuna para asesorar respecto al proyecto y evitar que se invada o se haga daño a las dos hectáreas de zona de exclusión del Charrán Mínimo.

Lo anterior, al recordar que dicha área es considerada un área natural protegida que funge como receptor de esta ave migratoria oriunda del norte de Estados Unidos y Canadá. Especificó que realizar una obra en esta zona sin las especificaciones necesarias ni los cuidados pertinentes podría poner en riesgo esta zona de anidación.

Afirmó que es necesario que se proteja, pues hasta el momento esta área y algunas zonas de Atasta e Isla Aguada se han encontrado colonias de estas aves que llegan a refugiarse del frio de las zonas de donde son originarias.

Asimismo, expuso que esta zona también es de beneficio turístico para el municipio, pues además de realizarse trabajos de preservación y estudios, servirá como una playa recreativa y de conservación, en donde las personas puedan hacer observación de aves y conocer el proceso de reproducción y crianza de los charranes.

“si es cierto que quieren retomarlo y pretenden construir ahí en la zona de anidación de los charranes, pues nosotros vamos a tratar de dialogar con la autoridad para ver que se puede hacer. Creo que la zona de anidación del charrán es una zona importante, no solo para las aves, sino para todo lo que hay alrededor de la colonia, que son las dunas costeras que tienen una función ecológica importante, tanto en el control de las mareas, como el control de las inundaciones que se producen cuando la marea sube, y pues obviamente, todo el conjunto de vegetación de duna que ahí ahí, que es ecológicamente importante. Entonces, yo creo que si la autoridad lograra ver como nosotros, el potencial turístico que puede llegar a tener conservar un área , que todavía tenga esas funciones naturales de recibir especies y funcionar como un área de reproducción, yo creo que sería ideal”, expresó.