Saltar al contenido

¡Senegal campeona de África!

Senegal y Egipto no tienen suficientes 90 minutos o tiempo extra para demostrar que son el mejor equipo de África. Tenía que llegar la tanda de penaltis y la derrota del “Faraón”, y el “León de Telanga” hizo historia.

Sadio Mane fue el encargado de ponerse la capa de héroe, marcar el gol final de la tanda de penaltis y convertir a Senegal en el campeón de la Copa Africana de Naciones. Egipto, dirigido por Mohamed Salah, se llevó su tercera tanda de penaltis del torneo y, a diferencia de las dos anteriores, no encontró la gloria en este partido, que fue por primera vez a Senegal.

La espectacularidad del partido de 120 minutos entre Senegal y Egipto no pasará a la historia. Ese es el plan de Queiroz con Los Faraones: dormir el partido el mayor tiempo posible, intentar cazar algunos contragolpes, pero lo más importante, que el rival no cree ocasiones de peligro.

El partido empezó mal para los de Salah cuando Abdulmonem cometió una falta sobre Sith en el área y el árbitro señaló el punto de penalti. Por supuesto, Sadio Mane asumió la culpa, pero no hubo suerte con Gabaski. Pese a la derrota, el portero egipcio, nombrado MVP del partido por la CAF, tapó el disparo del extremo del Liverpool y mantuvo baja la carga de Queiroz sin sufrir.

Les sirvió en Costa de Marfil (penales), Marruecos (prórroga) y Camerún (penales) y los planes están en marcha.En la tanda decisiva, Mendy detuvo el penalti a Lasheen para que todo quedara según el mejor guión posible: Sadio Mané encaró los once metros para convertir a su selección en campeona de África por primera vez; y a diferencia de lo que sucedió al inicio del partido, no falló.

De esta manera, Salah pierde su segunda Copa África con Egipto, tras la fallida final de 2017 y ahora 2021, mientras que los senegaleses se toman la revancha de 2019, cuando cayeron ante Argelia, y son los nuevos reyes de África.